Seguidores

PENÚLTIMO LIBRO

PENÚLTIMO LIBRO

ATENTO AVISO

domingo, 28 de marzo de 2010

NO PODER COMPARTIR. - UN CONSEJO DADO POR KIRAEL.- El poder hablar y manifestar lo que uno siente.

Por ejemplo uno de los problemas con los que me encontré durante el crucero es que no le podía contar a mi hija mayor, la que tiene Internet, lo que estaba viviendo, porque creo que me hubiera mandado directamente al manicomio ya que ella, al ser arqueóloga, una profesión científica sin ninguna inclinación espiritual, bajo ningún punto de vista podía comprender todo lo que sucedió.

Justo para esa época, Noviembre del 2005, tuve la visita de mi hija menor y ahí tuve la gran alegría de poder compartir algo de lo vivido. Sorpresivamente que encontrado interés e incluso aceptación en lo que estoy haciendo y supongo que los que son padres comprenderán qué gran bendición es algo así.

El poder hablar y manifestar lo que uno siente, aunque sé que a los que nos llamamos Trabajadores de la Luz en parte nos consideran bichos raros, en parte lo somos, porque nos estamos animando a salir de la matriz y entrar en nuestra propia Verdad. Nuestra Verdad es el Amor a la Vida, el Amor al Prójimo, el Amor a la Madre Tierra y a toda la Naturaleza. En fin, el AMOR escrito en mayúscula ese es nuestro impulsor, el que nos mueve a atravesar todas las adversidades y problemas que se nos presentan en el camino.

UN CONSEJO DADO POR KIRAEL

“Imaginen, si quisieran, que repentinamente ustedes hicieron que una partícula de luz se crease justo frente a su tercer ojo, y luego hicieron que se crease otra para que se forme detrás de la misma, como para que sobresalga justo un poquitín, y otra y otra hasta que tuviesen una corriente de ellas, un rayo láser de las mismas.

Luego imaginen que ustedes las conectasen a la energía fotónica, que por sí misma es una fuente de luz, y que eligiesen hablarle a su mejor amigo en algún lado del agua, en algún lado del otro lado del mundo.

Ustedes simplemente siguen proyectando estas partículas y luego continúan haciendo que fluyan hacia fuera. Ya que ustedes hicieron que todas ellas estuviesen conectadas y ellas encontrasen a esa persona del otro lado del mundo, supongo que tomasen otro lote de estas partículas y las apelotonasen todas juntas en sus manos y sus labios los rozasen con un beso. Luego ustedes dejarían que simplemente flotasen en la corriente que han creado, y la pelota recorrería todo el camino al otro lado del mundo y cuando llegase la misma iba a rozar los labios de su amante, y conjuntamente pudiesen sentir la sensación.”

Ojalá pudiese aplicar todo lo que voy aprendiendo, pero, poco a poco se irá incorporando
.
Mientras tanto, a todos los que resuenen con mis experiencias, les aconsejo que sigan adelante contra viento y marea. Si encuentran una piedra en el camino, traten de sacarla y si no lo pueden, pasen a su lado, pero tengan la precaución de avisar al que viene detrás de ustedes para que no tropiece. No esperen a que les agradezcan, porque ese no es el sentido de las cosas, sino háganlo simplemente porque aman al hermano que está caminando por el mismo sendero.

Esta “sabiduría” no me ha sido entregada en la cuna sino que la he aprendido en base a muchos golpes y dolores, pero lamentablemente como humana que soy, parece que no aprendo sino es mediante golpes, y muchas veces una y otra vez por el mismo motivo, hasta que uno diga, “Ahhh… esto tiene que ser así y así para no golpearme de nuevo”.

Parece ser que he tenido la tendencia de agarrar cosas que en su momento eran demasiado fuertes, y barrerlas simplemente debajo de la alfombra por así decirlo, pero parece que no pueden quedar ahí y ahora van surgiendo y por consiguiente necesito mencionar algo que realmente hubiera correspondido al viaje, pero ‘estaba debajo de la alfombra’.

He encontrado ahí, en ese escondite, el primer mensaje de Kahu/Kirael, que realmente vale la pena incluir en el libro, para poder comprender mejor todo lo que pasó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada