Seguidores

PENÚLTIMO LIBRO

PENÚLTIMO LIBRO

ATENTO AVISO

lunes, 10 de mayo de 2010

NUEVAMENTE SURGE MI VOZ . Al fin después de tanto tiempo parece que he sido capaz de derribar sola los muros internos que había vuelto a levantar.

NUEVAMENTE SURGE MI VOZ

Al fin después de tanto tiempo parece que he sido capaz de derribar sola los muros internos que había vuelto a levantar, creo que mediante la tos que he tenido y que he comentado anteriormente.

El día 1º de julio del 2006 se pidió a todos los Trabajadores de la Luz y a los que no lo eran, que hiciésemos una meditación a favor de los delfines y las ballenas. Me senté sola a hacerlo, ya que no se había previsto una reunión grupal. Tal como nos había pedido Tikele de Australia, por cuenta de Atila, hoy a las 3 pm estuve lista.

Como siempre, no me costó contactarme con Auralias, mi ballena, y me llegaron algunas ondas sonoras, las cuales, al ser escuchadas por otros, sirven para el despertar de sus células. Escucho música en mi interior y trato de hacerla salir, y es como que estuve hablándole a Auralias y a todos los Maestros con los que trabajo, y esto es lo que surgió:

“Canto – Dejo salir mi voz del encierro, dejo que salga, dejo que surja, dejo que surja poco a poco del olvido. Esa voz mía que era tan querida y sigue siendo tan querida, pero que la he puesto en cadenas, puesto en cadenas por lo que me decían, por no tenerle confianza a ella y ahora, cuesta tanto soltar esas cadenas.

Esas cadenas que atan a una vida que he querido experimentar, pero que ahora ya no la quiero más, quiero volver a surgir, ahora quiero volver a la libertad de Ser. De Ser Yo, de Ser Quien Soy, no más atada a cadenas de patrones inculcados por otros. No más, no creyéndome capaz, tengo que permitir que aflore, sea como sea, esto es solamente para nosotros, Alexiis, Anita, la Voz, mi Yo Superior y todos ustedes, Maestros, Auralias, Aurelian, todos los que me quieran escuchar.

Estoy aquí, estoy aquí sedienta de hablar, sedienta de recibir palabras, sedienta de recibir información. Estoy aquí, con una sed enorme, una sed que solamente ustedes pueden calmar. Yo sé que yo tengo que permitir que pase, yo abro mi corazón. Mi corazón está plenamente abierto como una flor, como una flor que extiende sus hojas, sus pétalos hacia el sol, así, así espero la llegada, la llegada de lo que tenga que transmitir o de lo que tenga que decir, o lo que tenga que cantar.

Así, así, para poder elevar mi voz, para poder ayudar a mis hermanas, a mis hermanos, a toda la humanidad, a todos los seres, animales, acuáticos, a todos, que todos somos iguales, todos somos parte del Creador. El Creador nos ha dado una misión a cada uno, o sea, nosotros la elegimos y cada uno en su hábitat en donde pensaba que mejor podía cumplir con esa misión encomendada.

Y yo estoy aquí, esperando, esperando liberarme, esperando volver a sacarme las cadenas, las cadenas que he vuelto a levantar yo misma, por mi incredulidad, por no considerarme capaz de hacerlo. Me estoy liberando, me estoy liberando de ellas y necesito vuestra ayuda, la necesito.

Canto – Que mis notas se levanten al cielo, que se mezclen con la música de las esferas, que se mezclen con los coros angelicales. Que mis notas, tan chicas, tan pequeñas todavía, que se levanten, que vuelvan a adquirir de nuevo toda la potencia, toda la fuerza.

Canto – Pequeñas semillas que surgen, pequeñas semillas que afloran, pequeñas semillas que necesitan de la lluvia, que necesitan del aire, que necesitan del sol para ser alimentadas, para crecer, para crecer a su plena potencia, para crecer y llegar a quién realmente soy.

Gracias, tomo la oportunidad, tomo la oportunidad para crecer, las voy viendo, las voy viendo como finitos tallos van surgiendo, surgiendo a la luz y yo con ellas. Y bendigo a todos los que me ayudan en el camino. Y me bendigo a mí misma, a todo mi Ser, a todo lo que he sido, a todo lo que soy y a todo lo que seré. Benditos.”

Apagué el grabador y me quedé sentada en silencio pero se produjo una sensación en el pecho, siento como que algo se va extendiendo, algo que se quiere manifestar, algo que todavía no sé definir. Pero hay algo, algo que quiere salir, que se quiere manifestar. No me infundía temor, pero era como la opresión de algo que quería surgir del interior, iba creciendo y creciendo y yo, sin saber qué hacer, al final exclamé en voz alta que si era algo que tenía que salir, que lo haga de una vez por todas. Estoy dispuesta, acá estoy, estoy dispuesta, salí, manifiéstate, déjame entender:

WebSite: http://histiriadeunatransformacion.blogspot.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada