Seguidores

PENÚLTIMO LIBRO

PENÚLTIMO LIBRO

ATENTO AVISO

domingo, 2 de mayo de 2010

¿SERÁ POSIBLE?. “Prepárense a Despegar”, en el cual hablaba sobre el empujón final hacia la paz. Este mensaje me impactó y transcribiré algunas parte.

¿SERÁ POSIBLE?

Esto lo he escrito el 2 de mayo fecha en la que recibí un mensaje de Sananda, a través de Lauren, con el título “Prepárense a Despegar”, en el cual hablaba sobre el empujón final hacia la paz. Este mensaje me impactó y transcribiré algunas partes del mismo:

“Traten de ser tranquilos espectadores y permitan que estas cuestiones sean resueltas con su propia armonía y no luchen con vuestras mentes racionales. Estas formas de pensamientos que están penetrando las masas en este tiempo parcialmente se deben al drama resultante del gran cambio y también parcialmente debido a vuestras propias limpiezas totales personales.

“Nosotros vigorizamos que muchos están con ustedes en este tiempo para ayudar, llámennos y los guiaremos a la verdad. Aseguramos que este momento ante ustedes ha sido decretado por el Creador y consecuentemente es vuestro destino.

“Lleven con ustedes la esperanza de un mundo mejor y todo lo demás les será otorgado. Ahora somos vuestros sirvientes mientras los elevamos fuera de la densidad y los preparamos para vuestros nuevos papeles como líderes de este mundo.

“Para empezar la preparación de vuestra jornada, ustedes deben eliminar cualquier remanente de vuestra pasada historia de miedos y heridas de todos vuestros flujos de vidas. Eso es lo qué ustedes han estado experimentando durante un buen tiempo, sin embargo, el Creador ha pedido que el proceso sea perdonado para aquellos que no pueden terminar en tiempo pero que eligieron ser ascendidos.

“Esto indica una preparación final para vuestra alma como un regalo de compasión por vuestra ardua jornada. Este es un otorgamiento sumamente gracioso únicamente para los más grandes guerreros. Les aseguramos que la disminución de vuestro sufrimiento está cerca y que la conclusión de vuestra larga jornada está ante ustedes. Como petición final les pedimos que ustedes mismos se preparen para despegar encontrando vuestro centro entre la creciente Luz.”

Tal como lo he comentado ya varias veces, e incluso he recibido de parte de ustedes sugerencias para la sanación, sufro de constantes dolores de espalda y una debilidad total en las piernas, sumado a una discapacidad pulmonar, la cual según el neumonólogo solamente me permite una capacidad respiratoria de un 34%, que a entender del médico es incomprensible, cómo es que me muevo trabajo, hablo, etc. Ahora lo que sí, cuando me hicieron una prueba de oxigenación general del cuerpo me dio un 98%, debido a lo cual sí puedo moverme, etc.

Nunca he podido averiguar si esta discapacidad la tengo de nacimiento o si la fue adquiriendo durante esta vida. Ahora el problema de la debilidad en las piernas sí que sé desde cuando la tengo, pero no he podido averiguar la causa.

Les explicaré, porque sin ello todo lo que sigue no tendría sentido, si es que lo tiene. Mi esposo falleció en febrero del 98 de un problema coronario, que ya tenía, pero que se fue agravando, a mi parecer, ya que pocos días antes de su muerte tuvimos una inundación en la casa con 25 cm de agua, debido a que en la Panamericana abrieron unas compuertas para desagotarla y a raíz de ello, nuestra calle, que jamás se inunda esta vez si lo hizo.

Fue tremendo yo estaba tratando de evitar la entrada del agua, pero no podía hacer nada, solo atiné a sacar algunas cosas del piso y él lo único que pudo hacer es desconectar la corriente eléctrica y luego se sentó en la cocina con otro ataque cardíaco.

Esto lo comento porque aquí comienza mi historia con el agua, al cual nunca le he temido, al contrario siempre me ha gustado nadar, remar, etc.

Gracias a que desde el 91 había comenzado mi camino espiritual pude sobrellevar la transición de mi esposo, después de casi 46 años de casada, con relativa calma, ya que para mi la muerte no existía y sentía como que si se fue de viaje y ya lo iba a volver a ver.

Para fines de ese año comencé con el problemas en las piernas, o sea la falta de fuerza y el médico me dio un remedio que hizo el efecto totalmente contrario, dejándome prácticamente como un vegetal, todo el día en cama, comiendo con cuchara etc.

Cuando finalmente llegué a leer la letra chica del remedio me di cuenta que en muy raras ocasiones se podría producir semejante efecto colateral. ¡A mi me pasó! Mientras tanto descubrí que soy lo que la medicina llama “paradojal”, o sea una persona que a los remedios alopáticos reacciona en forma totalmente opuesta. Lamentablemente con homeopatía y otros tratamientos me ha pasado lo mismo.

A raíz de todo esto me mandaron a un neurólogo el cual con estudios especiales descubrió que tengo todas las neuronas lastimadas, pero no muertas. Etc., etc.

Disculpen que les cuente todo esto, pero acá viene lo incomprensible, o tan difícil de comprender para alguien que hasta ahora ha vivido una vida humana relativamente normal.

Como ustedes saben, en octubre hice un viaje por la Vieja Lemuria con el grupo de Kirael, y ahí descubrí mis orígenes Lemurianos y también mi personalidad de Alexiis.

Tal como ahí aprendí cada Lemuriano tiene un delfín que se ocupa de él, en mi caso se llama Aurelian, como me han dicho y Auralias, mi ballena que me tiene que transmitir mensajes para la humanidad.

Mentiría si diría que antes de esto me haya ocupado especialmente de los cetáceos, me gustaba, como me gustan todos los animales, pero nada especial.

Ahora en Hawaii repentinamente se despertó mi contacto con ellos, comencé a buscar y transmitir toda la información que podía conseguir y después de que se me había informado que mi canalización de mi ballena se efectuaba en estado de sueño, en 7ª dimensión, ahora finalmente resulta que también estoy canalizando por voz, recién dos veces, pero recibo ondas sonoras que se convierten en canto, siendo yo una persona que no sabe cantar.

Bueno ahora comienza todo lo inverosímil. Buscando siempre encontrar aunque sea una mejora para mis piernas hoy fui a ver a una terapeuta que trabaja la Conexión Consciente, o sea ella canaliza a todos los grandes Maestros, a la Hermandad Blanca y lo que haga falta en cada caso para el paciente, siempre y cuando el paciente da el permiso para hacerlo.

Bueno a ella le confirmaron todo lo que yo ya sé sobre mis antecedentes Lemurianos, y al ser yo terapeuta de vidas pasadas, forzosamente habré hecho unas 30 o más regresiones a vidas anteriores, cada una con su consecuente sanación.

Pero ahora, a ella le indicaron que evidentemente yo había sanado mis vidas como ser humano, pero no como delfín y ballena que había sido, y que mi problema actual con las piernas se debe a esta memoria celular de la cola en lugar de las piernas. Al preguntar si mi vida como cetáceo fue anterior a Lemuria, me dijo que anterior y posterior.

Ahora bien, todo esto parece como un pedazo de rompecabezas, si mi problema de las piernas se debe a no haber solucionado mis vidas anteriores de cetáceo, es esto lo que tengo que trabajar. Además, cada vez que me veo nadando bajo el agua jugando con los delfines, no tengo problema alguno de respiración, pero acá como humana tengo la falta de aire que sufren los cetáceos cuando salen a la tierra.

Sigue la locura. Durante mi crucero por Hawaii, uno de los Maestros dijo que yo tenía un cableado especial en el cerebro debido al cual podía captar las informaciones de la ballena y transmitirlas. Ahora, como humana, resulta que tengo el cerebro lastimado. ¿Tendrá que ver lo uno con lo otro, o es todo fantasía?

Además mi primer problema con el agua surgió con la inundación de hace más de 8 años en mi casa, después de lo cual comencé con el problema en las piernas, etc. ¿Será que en estos años me estuvieron preparando para todo lo que tengo que hacer ahora y lo que considero mi misión?

Yo sé que tenemos vidas paralelas, aunque en las otras dimensiones son simultáneas, ¿ pero será posible que como humana ahora tenga que solucionar todo lo inconcluso anterior?

Ahora, todavía siguen las “coincidencias”. Dado a mi interés recientemente despertado por los delfines y las ballenas, he estado juntando toda la información posible y entre otras cosas ya he mandado a la red informes escritos por Linda Shay, la cual en agradecimiento a mis traducciones me acaba de mandar digamos como el borrador del libro que saldrá, que es el relato de su viaje con los delfines. El libro se llama “Desde el Océano a la Tierra” y dentro de pocos días enviaré la traducción de uno de los capítulos, con autorización de ella, que me ha tocado especialmente.

Linda Shay en su libro cuenta como ella ha descubierto que en vidas anteriores fue delfín y luego de haber comenzado a trabajar con ellos, tanto yendo a nadar como a distancia, incluso se ha percatado que la forma de su cabeza ha cambiado y se parece, por la foto que recibí, en mucho a un delfín.

Todo esto me confirma que evidentemente lo que me pasa no es tanta locura como que suena y pienso que debido al apuro de liberar y limpiar todo, tal como nos indica Sananda en su mensaje de ayer, a mí me están presentando ahora estas cosas para que las incorpore y libere.

Realmente considero que mi vida día a día se está haciendo más rara, pero siempre encuentro que no soy la única a la que le pasa esto y debido a ello, fiel al compromiso que he contraído es que comunico a todos ustedes esto que pasa.

Espero volver a mi forma normal humana, ya que no creo que me convierta en delfín.

OBSERVACION

Estoy debatiéndome de si incluir en este libro todo el problema que he tenido a raíz de las traducciones de Tobías, mi primer intención fue, “No eso lo dejo afuera”, pero sin embargo, todo ello es o fue una gran parte de los eventos que tuvieron parte en mi crecimiento como Alexiis, así que me he decidido incluirlo, ya que sería como si a un cuerpo simplemente le quito una pierna para que no pese tanto.

A todos los que estén al tanto y hayan leído al respecto, simplemente les aconsejo seguir hasta la siguiente parte, pero no me quiero amputar nada.

WebSite: historiadeunatransformacion.blogspot.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada