Seguidores

PENÚLTIMO LIBRO

PENÚLTIMO LIBRO

ATENTO AVISO

jueves, 18 de noviembre de 2010

CAMBIO DE PROCEDER

En vista de la inmensidad de mensajes que estoy recibiendo para ser reenviados, y la imposibilidad tanto en lo que se refiere a tiempo físico para hacerlo y a capacidad del servidor, que no permite una cantidad tan grande de envíos (cada envío mío va a 520 direcciones), tendré que cambiar de forma -aunque no me gusta hacerlo- pero no tengo remedio.


De aquí en adelante haré UN ENVÍO diario encadenado, enviando a la vez diversos mensajes pendientes, y cada uno tendrá que sacar de ello lo que más le gusta.

Si esto se vuelve a normalizar, veré cómo seguir, pero en el momento las pocas horas que puedo estar en la computadora, por el accidente que tuve, lo estoy ocupando en reenviar material de otros sin poderme dedicar a lo propio, y eso no puede ser.


Espero que todos lo comprendan y me manden solo algo preferentemente espiritual, ya que no soy red de envíos, y tendré que suprimir el otro material.

Nunca creí que llegaría a esto, pero desde hace días y días tengo más de 300 mensajes pendientes en mi bandeja de entrada, y no dispongo del tiempo para irlo viendo.


Lo que antecede es la total verdad, pero -hay un PERO- sinceramente en estos días no estoy en condiciones físicas de estar más de media hora por vez en la computadora, ya que los dolores por tener las piernas bajas son tan intensos, que resulta inaguantable.

Es así que a lo largo del día al final abro 3 o 4 veces la computadora, incluyendo, por mi forma rara de vida por supuesto la noche, y sinceramente me paso el mayor tiempo eliminando los mails que no sirven, ya sea que son rechazos de envíos, o spam, o simplemente mensajes lindos pero que en este momento no puedo aprovechar.


Finalmente después de un mes he comenzado a retomar un poco el trabajo, aunque en forma muy limitada y de parte de Yeshua recibí la indicación de que tenía que frenar mi actividad.

Reconocía que estaba muy bien que no podía pasar tanto tiempo retransmitiendo mensajes, sino que me tenía que dedicar más a lo mío.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada