Seguidores

PENÚLTIMO LIBRO

PENÚLTIMO LIBRO

ATENTO AVISO

domingo, 20 de marzo de 2011

FUENTE LIBRO ¨ENSEÑANZAS ESPIRITUALES¨ DEL MAESTRO ENOCH Y DRA. AKALISUN. 6- ENSEÑANZA COMO ENFRENTARSE A LAS CRISIS

A lo largo de nuestra vida tenemos que enfrentarnos a situaciones que nos duelen y desarmonizan.

Según como nos enfrentemos a ellas podremos superarlas o no. 

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que nada es gratuito y mucho menos un sufrimiento. Todo tiene una razón de ser.

El que encuentres a un marido que no te ayuda y tú tienes que llevar la carga, seguramente es porque tienes que aprender a ser autosuficiente o a valorarte más.

Lo primero que todo ser humano tiene que aprender en esta vida es a amarse. 

Esa es la lección básica, la que todo niño debía aprender desde que nace.

No puedes crecer espiritualmente si no te amas. Si los seres humanos se amasen, no permitirían las manipulaciones en su vida, o que se aprovechen de ellos ni tampoco que les hagan daño. 

Tu eres un ser maravilloso que mereces ser sano y feliz.

También tienes derecho a tener abundancia y estar rodeado de gente armoniosa y amorosa que te ame.

Si no lo tienes es porque no te amas lo suficiente y necesitas que te lo recuerden constantemente.

A veces he dicho esto a las gentes y la respuesta es: “pero si yo me amo”. 

Cuando empiezo a indagar en su vida me doy cuenta que es un caos con una falta de amor tremenda. 

Todo aquel que permite que alguien le haga daño es porque no se ama.

No importa que sea en tu trabajo, tu marido, familias o amigos, nadie tiene derecho a hacerte daño.

A veces se está tan necesitado de amor que aguantas las migajas que te quieran dar a cambio de un poco de amor, sin darte cuenta que tienes un banquete esperándote. 

Solo necesitas amarte y no permitir más abusos en tu vida.

Sé que alguno me va a decir que es fácil decirlo pero muy difícil hacerlo. 

Déjame decirte que mis enseñanzas parten de mis experiencias personales.

¿Quién es mejor maestro que aquel que ha vivido de todo? Por eso sé que se puede hacer en muy poco tiempo el pasar de ser víctima a ser libre y feliz.

Todo es cuestión de trabajar en lo que necesitas aprender sin miedo, sabiendo que la victoria está cerca porque cuando el ser humano da un paso el universo ayuda a dar los siguientes. Ese es el principio del camino para llegar a la meta.

Mis Maestros (Ángeles, Arcángeles) repiten mucho que no estamos solos que tenemos muchas ayudas de Seres que siempre están a nuestro lado pero Ellos no pueden hacer nada si no se lo pedimos.

En el momento que pedimos es cuando realmente empieza la Gran Obra del Creador y todas las fuerzas se ponen de acuerdo para ayudarnos a atraer a esta dimensión lo creado.

Así que el siguiente paso para seguir creciendo es hacerse esta pregunta: ¿Qué hay en mi vida que me está atando, impidiendo seguir adelante en mi crecimiento espiritual?

Si la respuesta es una persona aléjala de tu vida, si es un miedo trabaja con ello, si es un apego desapégate de él, si es algo material véndelo o regálalo pero despréndete de ello.

A veces queremos cosas que están muy lejos de una realidad actual. 

Un ejemplo es la crisis por la que está pasando el sector inmobiliario.

Hace unos años el comprar y vender casas era un negocio seguro y mucha gente se hicieron ricas.

Creían que esta situación iba a ser para siempre. Hubo gente que se dio cuenta que esta burbuja iba a explotar en cualquier momento y tomaron precauciones.

Pero hubo otras personas que no quisieron verlo porque su avaricia les dominaba, y no les permitía ver que la época de las vacas gordas estaba llegando a su fin. 

Pasó lo que tenía que pasar, que se han adeudado comprando terrenos o casas y ahora se encuentran que no pueden venderlas y además tienen que seguir pagándolas.

Como en este momento no se vende nada, todo lo que ganaron en los años anteriores se lo están gastando porque viven de sus ahorros.

Todo esto se acentúa porque además no se paran a repasar su vida y ver donde han cometido el error.

Es más fácil echarle la culpa al gobierno por su mala gestión que ver sus propios errores.

Si por un momento fuesen capaces de ver sus errores y estar dispuestos a hacer cambios en su vida para poder solucionar el caos en el que están, solo así tendrían una oportunidad de crecer y arreglar el problema.

Pero por mi experiencia sé que esto no se da y prefieren entrar en una depresión, caer enfermos antes que cambiar la forma en que vivían. Muchos de ellos tienen la solución en sus manos.

Tienen grandes casas que si bajan el precio pueden venderlas pero no están dispuestos a hacerlo, piensan que esto es cuestión de un corto tiempo. 

“No hay peor ciego que el que no quiere ver”.

No se dan cuenta que de ahora en adelante la sociedad está cambiando y las cosas ya no son como hace 5 años y tampoco lo van a ser dentro de otros tantos.

Si no somos capaces de soltar y cambiar nuestra vida adaptándola a las circunstancias particulares, la vida se va a poner muy dura y cada vez más. 

Para sobrevivir tenemos que ser flexibles y adaptarnos a nuestro entorno.

Cuando nacemos venimos con una maleta cargada con las experiencias y sabiduría de las vidas anteriores, pero a lo largo de nuestra vida la vamos llenando cada vez más a tal punto que necesitamos más maletas para poder seguir viviendo.

En esas maletas metemos los miedos, deseos, necesidades, apegos, odios y rencores.

Lo que era una maleta se convierte en cuatro, cinco o diez.

La carga de esas maletas es lo que nos impide seguir nuestro camino espiritual.

Imagina que tienes que recorrer un camino lleno de piedras con diez maletas y sin que nadie te ayude, ¿verdad que no podrías?

Eso es lo que pasa en el mundo espiritual que durante toda una vida vamos acumulando rencores, miedos y demás y no somos capaces de enfrentarnos a las experiencias ni sacar lo mejor de ellas.

La gente en general se queda con lo malo de las experiencias que implican dolor.

Si ha tenido un mal matrimonio ya creen que todos los hombres o mujeres son iguales sin darse cuenta que cada persona que pasa por su vida es para que aprendan algo que les hacía falta, ya sea negativo o positivo.

Cuando en mi vida me ocurre algo que me hace sufrir inmediatamente me pregunto: ¿Qué es lo que tengo que aprender de esta situación? 

No me fijo si tengo razón o no, si es un ser negativo o si han querido hacerme daño.

Todo eso no tiene importancia, lo que realmente importa es que yo aprenda la lección lo más aprisa posible para que no vuelva a pasar por la misma situación.

Pero solo puedes hacer esto si eres capaz de pararte un rato y pasar revista intentando ser lo más impersonal que puedas para que tus sentimientos heridos no te impidan ver la realidad, y sobre todo dejar los egos aparcados. 

Si eres capaz de hacer esto te aseguro que en muy poco tiempo crecerás más que lo que has crecido en toda tu vida.

Siempre tenemos posibilidades de elegir. Si elegimos aprender de cualquier situación que la vida nos ofrece, el aprendizaje será más rápido y fácil.

Recordar, “Cuanta más resistencia pongas, más generarás sufrimiento y más difícil será tu crecimiento”.

Déjate ir, confiando en que todo es perfecto en el plan Divino, aunque en ese momento no lo veas así. 

El planeta entero nos habla dándonos lecciones a todos aquellos que quieren escuchar.

La naturaleza nos habla un ejemplo podría ser: un hermoso y gran árbol en un huracán puede ser arrancado de raíz sin embargo un pequeño árbol de bambú permanecerá meciéndose como si bailara una melodía cantada por el viento.

La diferencia está en que el gran árbol se resiste al viento mientras el pequeño bambú no pone resistencia. 

Por eso es importante no fingir cuando nos sentimos mal.

Sacar tu rabia, odio o los sentimientos que sientas y una vez que los tienes identificados trabaja para entenderlos y luego transmútalos. 

Después de un tiempo verás que el sufrimiento que tú veías estéril y que no servía para nada, ante tus ojos, se convertirá en una oportunidad única para llegar a despertar espiritualmente.

Un error muy común es pensar que la gente que es espiritualmente evolucionada no debería enfermar o pasarle cosas desagradables en la vida.

Yo os recordaría que el Maestros Jesús le paso lo peor que le puede pasar a un ser humano: lo humillaron, despreciaron, sus gentes renegaron de Él, le dieron latigazos y finalmente lo crucificaron 

¿Cómo vamos a pensar que un simple humano por el hecho de estar en el camino espiritual no le tiene que pasar nada desagradable?

Precisamente cuanto más espiritual eres más pruebas tienes que pasar y cada vez más fuertes porque las sencillas ya las has pasado en esta u otra vida anterior.

Es un tiempo difícil de grandes cambios a todos los niveles: mentales, físicos, planetarios y energéticos. 

Eso crea mucha inseguridad en nosotros y tenemos que pensar de diferente forma.

Hay que introducir en nuestra mente nuevos conceptos, porque las informaciones que teníamos se han quedado obsoletas.

Por otra parte, hay un cambio energético en nuestro cuerpo, está teniendo lugar una metamorfosis y nos estamos convirtiendo de gusanos a mariposas.

El gen Crístico que ha estado dormido en nuestro cuerpo durante más de 2000 años está despertando. 

Eso nos llevará a pasar de ser casi animales a convertirnos en lo que somos, Luz.

Ese tránsito no es fácil sobre todo cuando el ser humano está tan cogido a todo lo material.

Esto nos exige que nos cuidemos más físicamente y sobre todo que cuidemos nuestra alimentación para que ese gen pueda brillar con la luz que le corresponde.

Pero todos estos cambios hacen que mucha gente se estén desquiciando, pierdan la cabeza y ya no es raro ver madres o padres que matan a sus hijos, lo que antes era una rareza ahora es a diario.

Estar en armonía es muy difícil pero lo tienes que conseguir porque en ello te va tu equilibrio personal.

Si alguien te está desarmonizando constantemente será cuestión de pensar si no es el momento de sacarlo de tu vida.

Cuanto más tardes, más duro será y más difícil. Lo importante es no tener cargas extras e ir lo más ligeros posible.

Solo así serás capaz de ir con el ritmo natural del planeta, un ritmo que va rápido y del que no nos podemos sustraer porque somos parte de esta tierra.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada