Seguidores

PENÚLTIMO LIBRO

PENÚLTIMO LIBRO

ATENTO AVISO

sábado, 26 de junio de 2010

¿QUIÉN SOY REALMENTE?, Al mediodía al pensar en todo esto repentinamente se me vino a la mente que mediante el AIN o sea mi símbolo.

¿QUIÉN SOY REALMENTE?

Al mediodía al pensar en todo esto repentinamente se me vino a la mente que mediante el AIN o sea mi símbolo, ya no tengo por qué temerle a nadie, repentinamente me di cuenta que de aquí en adelante no representa ni peligro ni molestia para mí, dándome cuenta de quién soy.

VIAJE AL PASADO

Noviembre 1, 2006, 5,55 a.m.

Me he sentado a grabar como lo hago todos los días, esperando que finalmente haya llegado el momento de recibir un mensaje un poco más largo, más contenido nuevo, porque me temo que si no mis canalizaciones son como un goteo de agua sin mayor importancia. Sé que para muchos tienen importancia, pero también sé que estoy a la espera de algo más consistente.

Como desde hace por lo menos dos días constantemente vengo como con una ebullición interior, hoy a la mañana al despertarme temprano creí que había llegado el momento, hablé con los Maestros, diciéndoles que por favor me transmitan algo más importante. No quiero llegar a canalizar mensajes de 8 o más páginas, pero no puedo evitar de quedar impresionada por lo de Amatista, que generalmente son unas cuatro páginas y realmente es material buenísimo.

Quiero aclarar que no siento envidia sino admiración, y ahí aparece de nuevo la parte de Anita, la que siente que ella es algo superior por ser capaz de canalizar algo así.

Mientras estoy escribiendo esto porque hace falta que lo tenga registrado para cuando co-mience a armar el libro, estoy todavía con una emoción cercana a las lágrimas, ya que lo que pasó es impresionante. No lo sé evaluar todavía, pero hace falta que lo deje registrado.

Me puse a grabar, y paso a transcribir la grabación:

Buenos días amados Maestros, hoy es el primero de noviembre, 2006, las 5,55 de la madru-gada, de la mañana. Aquí estoy a ver si hay alguien que quiera comunicarse. Trato de estar comple-tamente abierta, totalmente disponible para lo que sea, con muchas esperanzas, pero trato de dejarme fluir. Quedo esperando…

Pausa prolongada. Será porque he puesto tanta expectativa y que no consiga nada, que nadie aparezca y tenga que comunicar algo.

Hay una energía pero estoy lejos de poder definirla, por favor, si eres de la luz, date a conocer, trasmíteme tu nombre, necesito esa ayuda, sabes que todavía me cuesta reconocerlos.

Me aparece la palabra “AIN” que evidentemente representa el símbolo que me ha sido dado en la caverna, que estaba impreso en la moneda que he enterrado en Lemuria, me está dando vuelta. AIN, que es hebreo, que significa ojo. ¿Qué es lo que tiene que ver con todo esto?.

Se me aparece la imagen de un anciano, yo casi diría israelí, vestido en túnicas blancas. Lo tengo frente a mí, pero no sé quién eres. Eres muy antiguo, eres de la época de Yeshua o incluso antes.

Te veo ahí parado, mirándome con ojos de amor, como invitándome a que me acerque, pero no me puedo comunicar todavía. Por favor Maestro, seas quien seas, todo tu entorno es amor, todo tu entorno es bondad, por favor date a conocer o abrí mi mente para que te reconozca.

Estamos en tierras de Israel, las reconozco, aunque no sé dónde es. Me extiendes la mano como para que te siga y yo lo hago.

No estoy vestida con mi ropaje actual, soy un muchacho u hombre vestido como en aquel entonces. Te sigo, viendo a dónde me vas a llevar. No lo sé, sin embargo no siento miedo.

Es todo conocido, yo sé que he andado por ahí.

¿Qué tiene que ver esto con recibir un mensaje? Hay algo que me quieres transmitir, supongo que es así, pero todavía no soy capaz de percibirlo, pero te sigo.

Estamos caminando ahí por la tierra árida, pero que evidentemente es Israel.

Me aparece, me aparece el nombre de Qumram. Tengo la impresión que me estás llevando a las cuevas donde estaban escondidos y están todavía escondidos parte de los rollos del Mar Muerto.

¿Es de ahí de donde tengo que sacar la enseñanza que tengo que transmitir? Asientas con la cabeza. ¿Por qué no me puedo comunicar mediante el lenguaje contigo? Me das a entender que no hace falta, que te siga acompañando.

Estamos caminando por la zona cerca del Mar Muerto, cerca de las cuevas de Qumram Me viene a la mente, ahora no me acuerdo del nombre, del nombre que conozco porque lo he visitado. Lo he visitado cuando estuve ahí. Se trata de Mazada. Ahí donde se atrincheraron, que fue el último refugio donde murieron después tantos.

Todo eso que he visitado, ¿qué tiene que ver esto conmigo? Nos es Getsemaní, no, ¿Caper-naun?, ¿el nombre era Capernaun? (Luego me acordé era Mazada)

Veo ahí donde se llevaban a cabo lo que eran los baños, los baños rituales, donde vivían, ¿qué es lo que tengo que ver con esto?

Eres un antiguo maestro Esenio, asientes con la cabeza. Qumran, Qumran creo, creo que ese es el nombre.

Seguimos caminando por ahí parece como que me estás llevando a una cueva bien metida dentro de la montaña, a una parte que no ha sido, digamos, descubierta.

Vamos por muchos pasadizos, muy agachados a veces, muy inclinados. Me está llevando a una parte oculta, a una parte oculta que aparentemente contiene todavía conocimientos que no han llegado a la humanidad.

Es como me habían dicho en parte, que tengo que descubrir cosas que no han salido a la luz. ¿Qué es lo que tengo que encontrar ahí?

Seguimos penetrando más y más dentro de la montaña. No es un camino ni un sendero, sino entre rocas, tenemos que andar con cuidado para no lastimarnos.

Vos vas adelante, todo tu ser irradia un brillo, es como que no necesitásemos de luz, porque tampoco la hay. No llevas lámpara y sin embargo te puedo seguir. El brillo es tuyo. ¿Por qué me surge ahora el nombre de Abraham? Ay, me recorre todo un escalofrío.

Conozco tan poco de toda esta historia. Ay Dios mío. Has dado vuelta la cabeza cuando pro-nuncié el nombre. Eres Abraham.

Ay, esto va mucho más allá de lo pensado, me recorre todo como una electricidad en todo el cuerpo. No puedo definir lo que estoy viendo. No tengo idea qué es lo que quieres que vea o que descu-bra.

Llegamos a una parte un poco más amplia. Se conoce que es una parte en donde se reunían. En donde se reunían para escribir, lo que diríamos hoy escribir. Para dejar registrado lo que pasaba.

Si, hay como huecos o profundidades en la pared y evidentemente hay todavía rollos, perga-minos o como sea que se llamen. No me animo a tocarlos. Todavía no sé por qué he sido llevada a este lugar.

¿Quién soy yo? ¿Qué tengo que hacer con esto? ¿Qué es lo que tengo que trasmitir? Lo único que me tranquiliza es tu cara llena de amor, porque sabes el problema que es esto para mí. Sabes que no puedo interpretarlo.

Me trasmites que me has traído hasta aquí para que poco a poco de mi subconsciente aflore ese conocimiento que tendré que trasmitir. Que no será en el día de hoy ni en el de mañana, pero que todavía hay riqueza de conocimiento sobre toda la historia ancestral que tiene que salir a la luz.

Quizás yo sea solamente un mensajero para que otros se pongan a investigar. Estás asintiendo con la cabeza. ¿Es esta la misión? ¿La misión de llamar la atención sobre todo esto?

Parece que lo es. Me haces señales para que mire bien a mí alrededor, para que esa imagen quede grabada y me haces señales para que volvamos. Te dejo pasar para que vayas adelante, porque yo sola, o solo, en aquel entonces, no descubriría la salida.

Vamos por los mismos pasadizos, sin embargo para mí son tan, tan, es decir no los puedo clasificar. Sé que pasamos por huecos en la montaña. Tardamos mucho rato. No sé cuánto tiempo hemos estado acá bajo tierra, hasta que finalmente volvemos a salir al aire libre.

Ahí estamos parados en un pequeño hueco que de afuera ni se nota prácticamente que es una cueva. No has hablado en todo este trayecto una sola palabra. Simplemente con tu mirada y como transmitiéndome el pensamiento, me has indicado, me has indicado que esto es lo que yo tenía que vivir en el día de hoy, pero a nivel actual, a nivel cotidiano, a nivel de mi vida, esto parece ser un sueño, una ensoñación, no sé cómo llamarlo.

Te estás despidiendo de mí, es como si te disuelves en el aire y yo repentinamente acá me encuentro en el cuerpo de Alexiis, toda agitada, todo emocionada, sin saber qué hacer con esto. ¿Cómo voy a trasmitir esto?, ¿qué hago con esto?, ¿esto es para mandar?, ¿qué es esto?

Ay Yeshua te invoco, ayúdame a entender un poco esto, ayúdame para saber qué es lo que tengo que hacer con esta información.

Sí, es cierto, yo había pedido informaciones largas nuevas, ahora me lo han dado y no sé qué hacer con ello, no sé qué hacer.

No sé si cortar la comunicación, hola Yeshua, gracias por venir, gracias, espero que me des alguna indicación, ¿Qué es esto, qué hago con esto?

Sí Alexiis, has tenido una vivencia del pasado, del pasado que bien sabes que has estado en aquel entonces. Ya te has visto en regresiones y sabes perfectamente que has estado ahí.

Esto en parte es un flash de algo del pasado. Para trasmitir esto, yo sé que van a creer que has enloquecido o algo. Yo te diría que esto, desgrábalo y ponlo en tu libro. Ponlo en tu libro porque esto por ahora no es algo para que lo transmitas como todos los mensajes cotidianos nuestros. Esto es algo que pertenece a tu libro.

Estás tan ansiosa muchacha, tan ansiosa de ayudar, de seguir adelante, quédate tranquila, los mensajes que estás esperando te van a llegar, pero hoy quisimos que tengas una muestra para adelantar ese libro. Ese libro que te recomendaron hacer.

Fue fuerte, ¿no cierto?, pero yo sé que lo has visto todo y esto trabajará en tu interior y traerá a la superficie más conocimiento, pero tienes que darle el tiempo necesario.

Si hace falta, más tarde, vendré yo o vendrá algún otro con algún mensaje para trasmitir a la humanidad. En este momento esto es para tu libro.

Noviembre 3, de 2006

Frente a una pregunta en una canalización que recibí de Tobías, él quiso saber desde cuando funciona el grupo Los Luceros. Me costó encontrar el dato pero deduciéndolo en base a los gastos hechos para el arreglo de la pieza, etc. pude constatar que comenzamos en marzo del 2001. Así que van cinco años y medio de grupo.

WebSite: http://historiadeunatransformacionendataha.blogspot.com/

WebSite: http://cuentameenparalelo.blogspot.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada