Seguidores

PENÚLTIMO LIBRO

PENÚLTIMO LIBRO

ATENTO AVISO

lunes, 7 de junio de 2010

¡¡¡NO PUEDE SER QUE UN ESPÍRITU TAN ÁGIL COMO EL DE ALEXIIS ESTE IMPEDIDO POR UN CUERPO TAN TORPE!!!. Mi ánimo no era demasiado bueno.

¡¡¡NO PUEDE SER QUE UN ESPÍRITU TAN ÁGIL COMO EL DE ALEXIIS
ESTE IMPEDIDO POR UN CUERPO TAN TORPE!!!

Mi ánimo no era demasiado bueno, como es de suponer, así que nuevamente invoqué a los Maestros para que me ayuden a seguir adelante, son las 5,45 de la mañana. Con todo su amor se presentó Tobías:

Amados Maestros, ¿qué pasa, qué pasa? Ayer finalmente después del mensaje comencé a sentirme un poco mejor.

La tarde, la conferencia, que una señora me hizo sanación espontánea, la activación del collar de Jan Tober, realmente me empecé a sentir mejor. Mejor de ánimo, mejor de todo.

Y ahora, la noche, otra vez, tantos dolores, tantos dolores. Despertándome cada hora, cada hora y pico, pero por los dolores, esta noche no fue porque Alexiis estaba, no Alexiis, aunque si, pero que estaba trabajando con Auralias.

Ya no sé qué es lo que tengo que aprender. Toda la enseñanza dice que yo misma me atraigo esto, que yo misma me proporciono esto. Pero ¿cómo hago para entender, qué es lo que tengo que aprender de esto?

Ya hoy, el tan ansiado paseo con los delfines lo he tenido que dejar porque no puedo confiar en mi cuerpo físico. No puedo confiar en mis piernas, en todo el cuerpo para que aguante el esfuerzo que va a requerir eso. Es con mucho dolor en el alma, tanto ansiaba ver a mis hermanas en vivo, tocarlas si es posible o verlas aunque sea a lo lejos.

¿Qué es lo que tengo que aprender?, ¿qué es lo que estoy haciendo mal?, ¿porqué todo lo que se me anuncia, todo lo que he sido, todo lo que soy, porqué no consigo infundirle a mi cuerpo físico eso? ¿Porqué no consigo que mejore?, ¿porqué mi cuerpo físico se siente como una vieja de no sé cuántos años, y sin embargo mi espíritu, si consigo liberarlo de esa pena física, es tan joven, es tan activo, incluso tan alegre? Y ahora yo, Anita, todo lo contrario.

Son tan pocos los momentos en este viaje en que consigo incorporar a Alexiis….. Yo sé que ella está, pero no puede ser que ella solamente esté cuando estoy en mi casa. ¿Qué hago mal?, ¿qué tengo que aprender? (suspiro, suspiro). Si alguien tiene respuesta, ojalá que si, aunque casi siento que no hay nadie, ya sé, es otra cosa negativa.

Esa negatividad que tengo que sacarla, quedo esperando, cuento con el amor de ustedes que saben que hay alguien acá, debatiéndose y no encontrando bien el camino. (Totalmente desesperada de la vida de todo)…

Ay Shaumbrita, Shaumbrita, en realidad no merecías que venga a consolarte. Las respuestas las tienes en tu interior, las sabes y en alguna forma es otro bloqueo que te estás poniendo. Cómo estás llena de bloqueos vos!!! Son tantos los bloqueos, ahora finalmente has derribado la barrera y te puedes comunicar con nosotros. Te estás comunicando con nosotros incluso en un momento en que en realidad ni deberíamos haber venido por la negatividad que existe dentro tuyo.

Pero queremos ayudarte, queremos, y te necesitamos bien, no es solamente sino que necesitamos que Alexiis finalmente deje de lado todas esas cosas de Anita. No tienes una enfermedad terminal. No tienes nada de eso, tienes bloqueos, tu parte baja de tu físico está llena de bloqueos. Esos bloqueos los tienes que sacar y principalmente háblale a tu cuerpo, háblale a tu cuerpo, sé que en Buenos Aires lo has hecho, ahora lo has dejado, ahora te dedicas a sufrir. Te dedicas a sufrir y a tomar remedios.

No puede ser. Has aprendido mucho más de eso, no estás aplicando ni una cuarta parte de lo que sabes en este momento. Has caído en, en – qué se yo – no quiero decir en un pozo, no, pero has caído en una casi depresión que no puede ser. Ni se lo permitimos a Anita y no se lo permitimos a Alexiis. Alexiis no la tiene, Anita la tiene.

Pero si Anita no se abre para recibir a Alexiis, entonces Alexiis tampoco no puede hacer nada, pero déjate ya de esa negatividad, déjate de ese pensar negativo. Agarra la parte positiva que tienes, esa es la que tiene que salir a flote, no puede ser que estés todo el tiempo con tus dolores.

Sé que los tienes, los tienes porque son dolores de crecimiento. Bien te han explicado ayer y el otro día también, que ustedes están creciendo hacia su estatura Lemuriana. Todo ese crecimiento implica dolores, implica incomodidad. Acéptalo como tal, abrázalo como tal. Vos sabes que hay que hacer eso. ¿Por qué es que ahora de repente no lo aplicas?

Yo sé, lo que te está marcando muchísimo y trabando muchísimo es la soledad en la que estás, ni siquiera tienes la comunicación diaria que tenías el año pasado con Susy, no se dio de tal forma. Lo de Internet este año no te está atrayendo tanto y no está funcionando bien tampoco. Así que lo entiendo.

Estás aislada, dependiendo de vos misma, pero vos, como Alexiis, tienes la fuerza suficiente, aún estando sola, que sabes que la mayor parte de tu camino es en soledad. Sabes que puedes salir de eso, entonces tienes que ponerte las pilas, como dicen ustedes. Tienes que agarrarte de lo positivo. Deja ya de lado, bueno te duele, si, sé que es muy fulero, también en mi vida como humano he pasado muchos dolores, así que no es que un espíritu te esté hablando de algo que no comprende.

Sí lo comprendo, pero nuevamente te insisto, si no consigues sacar esa negatividad dentro tuyo, esto no va a ir, no mejora y no puede ser que vuelvas a tu casa peor de lo que has salido. Has aprendido lo que Yeshua te dijo, que te tienes que desligar de la ilusión que era para vos la tierra de Lemuria. Lemuria la llevas dentro tuyo, pero para tu actividad y para ser quien eres, la diosa Alexiis, no necesitas estar en Hawaii.

Necesitas estar en tu casa, en tu entorno, en donde irradias y en donde eres capaz de irradiar una inmensa luz y cada vez mayor. Solamente acá en tu tierra natal, no eres capaz de componerte. Así que te desafío, te desafío abiertamente, Anita/Alexiis, a que aunque sea estos últimos días aproveches y disfrutes y deja de lado esos dolores. Duele, muy bien duele, dale un abrazo, incorpóralo, es así y punto. No estás discapacitada, todas esas ideas nefastas que tienes de verte sentada en la silla de ruedas y todo.

Ojo, no pretendo que en el aeropuerto no lo hagas, porque eso realmente sería demasiado para tu físico, pero déjate de pavadas de pensar en andar en silla de ruedas y todo eso. Eso no es tuyo, toda esa negrura de depresión te ha venido porque todo el golpe de encontrarte que esto no era lo que tenías en memoria, que ya no era, ojo, hubo tal cambio que eso a vos te afectó muchísimo.

Bueno, pequeña, trata, sabes que tienes todo nuestro amor y sabes que aunque esta vez no tendríamos que haber venido, he venido, porque no nos gusta verte sufrir, nos gusta verte alegre, feliz y radiante con esa energía que tienes. Adelante, chiquita, adelante, te queremos mucho, te honramos profundamente porque vemos el sendero duro por el que estás pasando, pero tú puedes y eso es lo principal. Tú puedes.

Te envuelvo en mi amor nuevamente y hasta otro momento, Tobías.

OBSERVACIÓN

Creo que nunca en mi vida y mucho menos en mi camino espiritual me han dado semejante lavada de cabeza.

Que esto sirva para todos los que leen mis mensajes y que viven situaciones similares, no tiene sentido que repita la enormidad de enseñanzas que hay en este mensaje. Sé que voy a tratar de cumplir.

WebSite: http://historiadeunatransformacionendataha.blogspot.com/

WebSite: http://cuentameenparalelo.blogspot.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada