Seguidores

PENÚLTIMO LIBRO

PENÚLTIMO LIBRO

ATENTO AVISO

martes, 30 de marzo de 2010

AURALIAS – MI BALLENA -SOLEDAD . Nos llegan a tildar de locos, bichos raros .


Cuando en Hawaii me dijeron que de ahí en adelante tenía que canalizar los mensajes de una ballena, que me había elegido para ello, lógicamente mi primer reacción fue “Yo no soy canal”, pero me indicaron que a partir de ese momento tenía que comenzar a anotar todo lo que me venía a la mente y que iba a llegar el momento en el que podría recibir los mensajes de Ella.

Por increíble que esto suene, yo sé que hay seres humanos que se pueden comunicar, por ejemplo Dianne Robbins, la cual ha editado un libro interesantísimo que se llama “Sale el Llamado” el cual trata justamente de los comentarios que le hacen llegar sobre sus hermanas que están en cautiverio en lugares como Disneyworld y tantos otros.

Cuando leí el libro me sentí sumamente atraída por la información contenida, pero no había desarrollado la fascinación hacia las ballenas y delfines que sienten otras personas.

Parece que también aquí he estado ciega o no he querido tomar conciencia de mis antecedentes, ya que más adelante, a raíz de mis eternos problemas físicos, trabajé con una terapeuta que por medio de sus guías recibe la información de la vida anterior de las personas que trata, y resulta que reviví una vida en la que fui una ballena en la zona nórdica del planeta – cosa rara en regresiones de vida humana también me he encontrado como en los fiordos de Noruega – y en aquella vida de ballena ya llevaba conmigo el registro akáshico que ahora tenía que transmitir a la humanidad.


¿Se pueden imaginar lo increíble que esto me sonaba? Yo, a raíz de mi profesión de terapeuta de vidas pasadas, he tenido que revivir muchas vidas mías, tanto siendo hombre, como mujer, pero nunca había sido ballena o delfín, y ahora me vengo a enterar que he tenido vidas como tales ya antes de la época de Lemuria.

Bueno, volviendo a mis vivencias, yo llegué a ser capaz en aquel momento a verla e incluso llegué a tocarla, pero no entendía las ideas que tenía que recibir. Solo sentía la emanación de un inmenso amor.

Por supuesto me tenía bastante preocupado esto, ya que la misión encomendada como Alexiis en el sentido de caminar entre dos dimensiones y de informar de mis experiencias y vivencias, eso sí lo estaba cumpliendo, pero en cuanto a Auralias me sentía un fracaso total.

Sabía que tenía mucho camino por recorrer así que me imaginé que en algún momento de alguna manera iba a conseguir el contacto anhelado.

SOLEDAD

Tal como la mayoría de ustedes lo habrán experimentado, cuanto más avanzamos en este camino espiritual, tanto más solos quedamos, ya que hay muchos que no pueden compartir lo que estamos viviendo y experimentando y nos llegan a tildar de locos, bichos raros y qué sé yo cuantos otros términos nos aplican.

A mi me llegó en noviembre del año pasado el momento de tener que tomar la decisión de que si quería que Alexiis estuviese parada en su verdad, ya no podía seguir fingiendo interés en cosas que realmente ya no tenían importancia para mi y no solamente eso, sino que tuve que darme cuenta que amigos de hace unos cincuenta años, no demostraron el interés más mínimo de lo que yo había experimentado en ninguno de los dos viajes que hice, el primero a la Conferencia de Verano de Tobías en julio del 2005 y luego el viaje a la Vieja Lemuria.

No comprendo, para mi es una cosa normal cuando un amigo vuelve de un viaje al exterior que le pregunte, ¿Cómo te ha ido?, ¿has visto cosas interesantes?, o lo que sea, ya que el simple interés humano de lo que ha experimentado y creo que hasta se puede decir la buena educación, me hace interesarme en lo que le ha pasado.

Lamentablemente he tenido que hacer la dolorosa experiencia, digo dolorosa ya que para mi, que vivo sola en Buenos Aires, con mis dos hijas lejos, realmente los pocos amigos que tenía eran importantes, pero ante la falta total y absoluta de interés de parte de ellos, ni siquiera la mínima pregunta de ¿cómo te fue?, me hicieron decidir el no participar más en las reuniones grupales que se hacían a raíz de todos los cumpleaños.

Sinceramente no tenía ganas en absoluto de pasar varias horas sentada, sin ser quién ahora había llegado a ser, cosa que por supuesto no podía explicarles, y fingir seguir siendo la antigua persona que cada vez se estaba fusionando más con mi nuevo ser, o sea Alexiis.

Lógicamente se produjeron varios entredichos por mi decisión, de ¿cómo puedo abandonar una amistad de tantos años?, ¿más o menos si me había vuelto loca?, y uno de ellos hasta enojándose por mi falta de consideración.

Opté por callar, no ensartarme en discusiones que no iban a llevar a nada, simplemente diciéndoles que si me necesitaban en algún momento como amiga, ahí iba a estar, pero que no participaba más en las reuniones.

Fue duro justificar esta decisión también frente a mis hijas, pero sinceramente yo no podía vivir una mentira y preferí la soledad antes de la falsedad.

Ahora, justamente después de un año me pidieron si no quería cambiar de idea, y les expliqué que si invitaban a Alexiis, ella iba a ir pero Anita no ya que no era la que predominaba. Parece que a la larga se dieron cuenta de que mi cambio no justificaba un manicomio y al ver que en mi vida cotidiana era una persona feliz, con una meta por delante, plena de actividad y ganas de hacerlo, parece que todo esto les convenció de que era preferible aceptar a Alexiis e incluso, para mi gran asombro, hubo gente que comenzó a preguntarme sobre ciertas cosas.

Evidentemente, tal como Tobías ha mencionado muchas veces nuestra actividad no tiene que ser salir a los techos para pregonar nuestro conocimiento, sino que tenemos que atraer a los otros mediante la luz que irradiamos. Bien por las enseñanzas de Tobías!!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada