Seguidores

PENÚLTIMO LIBRO

PENÚLTIMO LIBRO

ATENTO AVISO

jueves, 29 de abril de 2010

UNA TRISTE VERDAD. Este camino que he elegido seguir es tan “raro” para el común de la gente.

UNA TRISTE VERDAD

Este camino que he elegido seguir es tan “raro” para el común de la gente, incluso o quizás especialmente cuando se trata de la familia de uno, que hay momentos en que me es imposible salirme de la 3ª dimensión, pero sé que no podemos convencer a otros de nuestros puntos de vista, sino que simplemente debemos irradiar nuestra luz para que se pregunten qué es lo que pasa, porque somos diferentes.

Pero lamentablemente en este momento parece que no tengo luz que irradiar ya que los problemas físicos me superan, incluso volvió a aparecer algo que hace tiempo había solucionado, o sea, picos de alta presión, apareciendo de la nada.

Otro problema es que generalmente estoy fuera de casa durante 8 a 9 días y debido a que no llevo una vida estructurada, debido a que en medio de la noche estoy escribiendo, y por otro lado me levanto igualmente temprano por el ritmo de la casa, entonces generalmente almuerzo a las 11 a.m. y trato de acostarme un rato, para ver si puedo dormir algo. Incluso llego a cenar a las 17 horas y si tengo sueño me acuesto, pero ya a las 11 de la noche estoy nuevamente levantada.

Debido a que vivo sola con mi perrita, me puedo dar el lujo de estos horarios, por supuesto no si tengo alumnos o el grupo. Ahora se me ha ocurrido que esos horarios míos estrafalarios también pueden tener que ver que me cuesta adaptarme a lo que sería una vida normal. Es ahí donde Alexiis tiene el problema de caminar entre dos dimensiones, que no se compaginan la una con la otra. Sé que esto es algo que tengo que analizar profundamente a fin de encontrarle una solución, ya que también el mismo problema se presenta durante los cruceros o cuando viajé a la Conferencia de Tobías.

También sé que finalmente ya no tengo excusa valedera para no hacer lo que tantos maestros me vienen diciendo, de tomarme diariamente un tiempo, sentarme sin hacer nada, para aprender a escuchar los mensajes que ellos me quieren transmitir.

Es una lástima que tengo dentro de mí lo que se podría llamar un miedo “ancestral” de que durante la noche desde la 1 a.m. hasta las 4 a.m. no hay que hacer trabajos espirituales, ya que según viejos dichos “andan todas las brujas sueltas”. Ya he superado el miedo de trabajar de noche, pero lo que sí no consigo es cerrar los ojos y dejarme ir totalmente. Conozco todos los razonamientos que hemos aprendido respecto a los miedos, todas las enseñanzas, pero es algo que no pude superar todavía. Debe venir de largas vidas atrás en las que he pertenecido a este lindo grupo.

He hecho infinidad de trabajos para sanar todas estas heridas del pasado, creyendo haberlo conseguido, pero esto es algo que todavía está latente y que evita que aproveche el tiempo que casi seguro estoy despierta, para hacer otra cosa que no sea escribir o traducir. En fin es otra tarea más para solucionar.

WebSite: http://historiadeunatransformacion.blogspot.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada