Seguidores

PENÚLTIMO LIBRO

PENÚLTIMO LIBRO

ATENTO AVISO

sábado, 3 de abril de 2010

NIÑO INTERIOR - AUSENCIA DE ALEXIIS

Tal como muchas enseñanzas que estamos recibiendo actualmente y aquí quiero mencionar especialmente todo lo de Kryon Sudáfrica, que fundamentalmente tiene que ver con el niño y los padres internos, a mí en Hawaii me insistieron que tengo que dejar salir a mi niña interior, la cual está muy encerrada aparentemente.

Me acuerdo que cuando era chica yo tenía una imaginación muy vívida e incluso jugaba con mi mamá como si estuviéramos en el teatro cada una de nosotras representando un papel distinto, todo ello hablado. Generalmente se trataba de castillos y cosas semejantes. Podíamos pasar horas las dos jugando así con nuestra imaginación.

Hasta que llegó el momento en que mi papá intervino y nos embromaba y ridiculizaba tanto por lo que hacíamos, esas tonterías, bobadas y qué sé yo que otras cosas, que esto se cortó totalmente y ahora me doy cuenta que con ello se produjo en mi otros de los “mandamientos”, o sea que no hay que dejar volar la imaginación, que eso es malo.

Es así como de chica perdí la música, me gustaba cantar, pero parece que desentonaba y según viejos estándares “no tienes oído”, y listo. Eres como tu mamá. Nunca más canté, ni estando sola, aunque en su momento lo había disfrutado mucho.

Hoy en día reconozco que a mi niña interior y a mí, como chica, me han llenado de un montón de condicionamientos que acepté como la “verdad”, especialmente si venían de mi padre, ya que a él lo tenía como sobre un pedestal. Lamentablemente con el tiempo también se resquebrajó y vino abajo.

Me ha costado muchos años de un constante auto-análisis interno para ver si mis faltas de capacidad en muchas cosas de la vida eran reales, o si se debían a condicionamientos inculcados durante la niñez.

A raíz de todo ello durante la mayor parte de mi vida he sufrido de un grave complejo de inferioridad, el cual, recién en el 91 cuando comencé el camino espiritual, poco a poco pude ir superando y encauzándolo a la realidad, pero sinceramente todavía hoy, a pesar de Alexiis, surgen momentos en que esto quiere volver a aflorar, hasta que me convenzo a mi misma de Quién Soy en Realidad y no esa mujer llena de trabas y de condicionamientos.

AUSENCIA DE ALEXIIS

Justo al mes de mi regreso de mi viaje por Lemuria siento que estoy más alejada de todo ello que al principio. En este momento es como que Alexiis brilla por su ausencia. Tenía miedo de perderla totalmente, ya que sé que cuando el Espíritu nos brinda semejantes oportunidades, si nosotros no las aprovechamos, después de un tiempo se diluyen y se van.

Debe ser que nos abandonan porque no nos esforzamos lo suficiente en llegar a donde tenemos que llegar. Estoy consciente de que me he dejado abrumar por mi trabajo pendiente de la 3D, sabiendo que no hay posibilidad alguna de poder sacarlo, refiriéndome a las traducciones pendientes, pero es una sensación rara, yo que siempre he tratado de ser cumplidora en cuanto a lo que tenía que hacer, ahora repentinamente me encuentro frente a una caja conteniendo incontables tesoros, o sea todo el caudal de amor y sabiduría que se me ha abierto, tengo la llave para abrirla, pero sin embargo no la puedo abrir y aprovechar el contenido.

Me tengo que convencer a mi misma que evidentemente mi Ser Superior puede juzgar mejor lo que yo, Alexiis, tengo que hacer, o sea dejar de lado mi vieja actividad de Anita – La Madre de las Traductoras – como me llamó Hesterectoramus, el Maestro con el cual tuve mi primer lectura durante el crucero.

¿Comprenden que todo esto es como un poco demasiado para incorporarlo de golpe? Hay momentos en los que creo que estoy enloqueciendo, pero en otros, por cosas que pasan, mensajes que recibo, sentimientos que tengo, etc. sé que esta será mi Verdad, siempre y cuando yo me tome el tiempo diario necesario para sentarme tranquilamente y dejar que finalmente se rompan las barreras que yo misma debo haber puesto.

Aparentemente, según me dijeron, tengo un cableado especial en el cerebro que hará que pueda canalizar a las ballenas y delfines. ¿Se pueden imaginar lo que uno siente cuando le dicen algo así? Por un lado por supuesto me asustó, ya que automáticamente me sentí bicho raro y por el otro lado, ¿será posible, estaré en condiciones de cumplir con esa misión? Por ahora no lo sé todavía.

Estoy juntando toda la historia que encuentro sobre Lemuria, tal como lo mencioné anteriormente, y por todo lo que he podido ver, todo está muy relacionado tanto con los delfines como con las ballenas, como así también con el mundo de los duendes y Armenthal, el Anciano de los Duendes me ha hecho saber que muchas veces antes ha sido mi Maestro.

Eso de sentarme tranquilamente, para poder meditar o recibir mensajes, es otro GRAN problema mío. Siempre he sido una persona compulsiva o acelerada hasta tal punto que de joven, cuando viajaba en el tren para ir al trabajo, me llevaba el tejido para no perder tiempo. Si tenía que hacer una cola, estaba tejiendo, e incluso en Europa conseguí unas agujas de tejer más corta que me permitían tejer cuando viajábamos en coche y mi marido manejaba.

Hasta el día de hoy, cuando miro televisión estoy tejiendo y me acuerdo cuando comencé a dar clases de metafísica me costó horrores estar sentada sin tener el tejido en las manos.

Por supuesto me he estado cuestionando durante muchísimo tiempo qué es lo que había detrás de esta compulsión que no me permitía mantener las manos tranquilas. Muchos años después, cuando ya estaba en el camino espiritual, me daba cuenta que en mi vida había un solo momento en el cual no tenía la necesidad de tejer, y eso era cuando tomaba sol, que dicho sea de paso me encantaba hacer.

Entonces siempre escarbando en mi interior para encontrar los motivos que me impulsaban a hacer ciertas cosas, repentinamente escuché claramente la voz de mi madre, que había fallecido muchos años atrás, cuando de chiquita me inculcaba que “una muchacha que está con las manos quietas es una vaga”. Eso se me repitió hasta el cansancio y evidentemente lo incorporé y lo hice mío sin saber porqué.

Cuando durante las lecturas que me hicieron en el Crucero expuse esto, o sea mi incapacidad de sentarme tranquilamente y escuchar, me dijeron que era imprescindible hacerlo ya que de otra forma no iba a poder llegar a escuchar los mensajes que me iban a llegar. En ese momento solamente se hablaba de los mensajes de Auralias. Evidentemente esto era así ya que me sentía totalmente alejada de Alexiis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada